Prueba infantil 5 años Comunidad de Madrid

   Hay muchas dudas y pocos datos acerca de la prueba que "al parecer" la Comunidad de Madrid quiere imponer, durante el mes de Junio del próximo curso 2013/14, a los alumnos que finalicen el segundo ciclo de infantil. En principio parece ser que se tratará de un examen de lectura y comprensión del texto leído.
   La Viceconsejera de educación, Alicia Delibes, explicó en el mes de Febrero que "se tratará de una evaluación muestral para ver cómo terminan en infantil, al detectar que hay alumnos que ya saben leer en primaria y otros no".
   El Jefe de Servicio  de la Inspección de Educación de la Dirección de Área Territorial de Madrid - Sur tuvo que contestar las cartas enviadas por muchas AMPAS, en representación de los padres, aclarando que "en ningún caso se trata de una evaluación de los niños; y, por supuesto que no se va a segregar a éstos, ni tomar ninguna decisión sobre su futuro educativo; se trata de comprobar que se está impartiendo adecuadamente el currículo oficial del último curso del segundo ciclo de Educación Infantil en la Comunidad de Madrid, para tomar, en su caso, las medidas que procedan". 
   Sin embargo, una gran parte de la comunidad educativa está en pié de guerra desde que Madrid instauró sus primeros exámenes externalizados, llamados CDI (Conocimientos y destrezas indispensables) a los alumnos de primaria y 3º de la ESO, a partir del año 2005 y ven con esta nueva prueba un nuevo intento de poner a competir a los alumnos y con la única meta de hacer un ranking entre colegios.
   La junta de portavoces de Escuelas Infantiles de Madrid, una asociación de profesionales del sector, rechaza de plano la prueba. “Es una evaluación para segregar desde la infancia”. El sindicato UGT también: “Un examen puede condicionar a la hora de priorizar las enseñanzas que se imparten a los niños en las aulas”,
   En Finlandia, referente educativo por sus excelentes resultados en Pisa, los alumnos empiezan a aprender entre los seis y siete años (1º de primaria). 
   El profesor de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad Complutense, Tomás Andrés Trapiello, duda en cualquier caso de que se pueda hacer una evaluación seria con niños de cinco años: “Contarán lo que se les ocurra, responderán de forma mágica o con lo que creen que esperan los adultos”.
   Mi opinión personal es que si los niños actuales nos sorprenden cada día con la capacidad de manejo que tienen de las llamadas nuevas tecnologías (pizarras digitales,  tablets, ordenadores, móviles, etc...), por qué desperdiciar un curso y esperar a que tengan seis o siete años para enseñarles a leer si, cómo dicen, la prueba no tiene tintes de evaluación individual, si no colectiva, siendo conscientes de que a esta edad los alumnos pueden estar etapas de adquisición de destrezas y maduración muy diferentes (estando en el mismo curso, no es igual el que cumple años en Enero que el que los hace en Diciembre del mismo año) igual nuestros hijos nos sorprenden aún más y tiene mayor destreza que la que teníamos las generaciones anteriores y con cinco o seis años nos leen a Shakespeare.

1 comentario:

  1. Yo estoy muy a favor de que se hagan este tipo de pruebas, no se evalua a los niños sino a los centros y educadores, que si tienen esa presión se esforzaran más en tener mejores resultados y por ende los de nuestros hijos.

    Yo no soy ninguna lumbrera y aprendía leer con 3 años en casa con mi hermano que era mayor iba al cole y luego jugaba encasa a enseñarme lo que sabía.

    Si no hay ningún problema especial de aprendizaje, me parece una buena edad para ver resultados.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario si quieres añadir algo o si te ha parecido interesante.