Calendario Escolar Madrid 2018


Según el Calendario Escolar de Madrid, el curso 2017/18 dará comienzo el miércoles 6 para las Escuelas de Infantil (0 a 3 años) -sostenidas con fondos públicos-, el viernes día 8 de Septiembre para los alumnos de Infantil (3 a 6 años) y Primaria, el martes 12 Secundaria y 1º Bachillerato y el miércoles 13 para segundo de Bachillerato, segundos cursos de FP Básica, Grado Medio y Superior. El primer curso de Básica y Grado Medio lo harán el 19 de septiembre y el primer curso de Grado Superior el 22 de septiembre.

Esta previsto que en breve el calendario sea publicado en el Boletín oficial de la Comunidad de Madrid (según información de la propia página oficial:  http://www.madrid.org//Calendario Escolar) pero parece claro que tendremos "sorpresas" en los periodos de vacaciones, festivos y días no lectivos, que serán estos:

Vacaciones de Navidad: desde el 22 de Diciembre hasta el 7 de Enero 2018 (ambos inclusive), osea vuelven el lunes 8 de Enero.
Vacaciones de Semana Santa: desde el 24 de Marzo hasta el 1 de Abril (ambos inclusive)

Días no lectivos y festivos:
12  y 13 de Octubre
1 de Noviembre
6, 7 y 8 de Diciembre
15 y 16 de Febrero
23 de Marzo
2 y 30 de Abril
1 y 2 de Mayo

A esto hay que sumar los días de fiesta local de cada Municipio.

Durante los meses de Septiembre y Junio y el día 22 de Diciembre los centros públicos y privados sostenidos con fondos públicos podrán desarrollar su jornada lectiva sólo durante la mañana (4 horas) siendo imprescindible que funcione el servicio de comedor.

Esperemos que no tarden mucho en publicarlo de forma definitiva para que los padres y madres podamos buscar opciones para conciliar los días no lectivos (que sean laborables). 

Exámenes de Septiembre a Junio


Resultado de imagen de examenesEl consejero madrileño de Educación ha anunciado que para el próximo curso escolar 2017-2018 los exámenes de recuperación de septiembre de la ESO y BACHILLERATO se trasladarán a finales de junio, de forma que para el 2018-2019 las clases podrán empezar un poco antes al no existir la convocatoria de septiembre.


  Las Asociaciones de Madres y Padres (FAPA y CEAPA) y la Asociación de Directores de Instituto consideran que, en general los exámenes de septiembre no funcionan (por que los estudiantes olvidan mucho contenido en tres meses) y que arrastrar los libros todo el verano, perjudica a toda la familia y a quienes no pueden pagar profesorado de refuerzo, mientras que la fecha de junio permite a todos los alumnos preparar las materias aprovechando los recursos existentes en los propios centros con el apoyo y la atención del profesorado.

   Entre los docentes hay más diversidad de opiniones, en general dicen que depende del número de suspensos del curso y del número de asignaturas suspendidas. Si el alumno ha suspendido la materia en los tres trimestres anteriores es difícil recuperar en 15 días (beneficiando el examen en Septiembre) pero si lo que hay que recuperar es sólo el examen final de curso hay más posibilidades de sacarlo en Junio y si se han suspendido varias asignaturas, consideran en general que el tiempo entre la evaluación final y el de recuperación es demasiado escaso para preparar varias asignaturas suspendidas. 
Lo que sí reconocen todos, es que los exámenes de Junio benefician a la organización de plantillas de profesores y -en un país en el que la media de profesores interinos (funcionario sin plaza fija) supera el 20%-, es útil que los alumnos tengan la opción de examinarse con los mismos profesores que han tenido durante el curso.

   Respecto a las diferencias porcentuales entre aprobados en Junio y Septiembre en Comunidades como Valencia y Navarra que vienen aplicando esta norma desde hace tiempo, no hay conclusiones por que las diferencias no son significativas.

En mi opinión, lo mejor es estudiar durante el curso o antes de acabar el mismo y dejar el verano para disfrutar y descansar

Libros de texto gratis en Madrid

Presentada y defendida por Ciudadanos, la Asamblea de Madrid ha aprobado hoy por unanimidad la LEY REGIONAL DE GRATUIDAD DE LIBROS DE TEXTO que tiene por objeto garantizar libros de texto (préstamo) a todas los alumnos/as, que voluntariamente se adhieran al sistema, de Educación Primaria y Secundaria, de Colegios Públicos y Concertados de la Comunidad de Madrid.

Para que el sistema de préstamo se ponga en marcha, a lo largo del curso 2017/18 se concienciará a los alumnos/as en el cuidado de los libros para su reutilización y a final de curso se informará a las familias de la opción voluntaria (sin necesidad de justificar nivel de renta) de adherirse al sistema de préstamo (derechos y deberes), que realmente se aplicará en el curso 2018/19. Los representantes legales de los alumnos deberán manifestar expresamente, para cada curso escolar y en la forma y plazos que se determinen su voluntad de participar en el sistema.

Los alumnos adheridos a este sistema de préstamo, estarán obligados a devolverlos al centro docente en buen estado, a la finalización del curso o en el momento de causar baja,  en caso de traslado. El deterioro o extravío de los libros de texto prestados supondrá (sin perjuicio de las medidas correctoras aplicables) la obligación por parte de los representantes legales del alumno, de reponer el libro o libros deteriorados o extraviados.

La Comunidad de Madrid financiará la adquisición de los libros de texto necesarios para la puesta en marcha del sistema de préstamo, una vez descontados los ya aportados por los padres de los alumnos, correspondiendo la propiedad a los centros docentes que continuarán libremente eligiendo las ediciones que no podrán ser sustituidas durante un período mínimo de cuatro  cursos escolares. El importe mínimo a aportar por la Comunidad de Madrid en cada curso escolar se determinará anualmente por ésta y consistirá en una cantidad por alumno adherido al sistema de préstamo que  se fijará en razón de la etapa de enseñanza en la que se haya de aplicar el sistema y de acuerdo con el coste medio real de los libros de uso más común.

Sin embargo, la Ley deja una pequeña "laguna de gratuidad total",en su Artículo 10.2 habla de una excepcional diferencia entre la aportación económica de la Administración y la cuantía real de los libros, que en caso de ser insuficiente, "deberá ser costeada por los representantes de los alumnos" . En este supuesto, el importe a aportar por cada familia vendrá determinando por la Comisión de gestión del sistema de prestamo de libros que se tendrá que crear en cada centro, en el seno de su Consejo Escolar (presidido por el Director/a del Colegio) que deberán informar a su vez a la Comisión de Seguimiento de la Consejería de Educación para que no hay una reiteración de tales diferencias en el curso siguiente. 

Esperemos que las partidas económicas necesarias para la financiación de este sistema, sean suficientes y de existir diferencia, sea a favor, extremo éste también contemplado en la Ley "Cuando la cuantía de la aportación total realizada por la Administración a un centro docente sea superior al importe total de los libros de texto, la diferencia deberá destinarse necesariamente a la adquisición de material didáctico o informático de uso común".

"La filosofía del aula en una generación,
será la filosofía del Gobierno en la siguiente" (Abraham Lincoln)