Bañeras para gemelos recién nacidos

   No es igual la hora del baño cuando se tiene un único hijo que cuando nos vienen dos a la vez. Por eso cuando se esperan gemelos hay que pensarse mucho el tipo de bañera que se elige. De antemano aviso que con gemelos el baño es un poco complicado, sobre todos los primeros días, donde a la falta de experiencia se une el miedo a no saber hacerlo bien, haciéndonos parecer más débiles y torpes de lo que en realidad somos.

   Recuerdo nuestro primer baño en casa, recién llegados del hospital con nuestros mellizos. Mi marido cogió la cámara de vídeo para inmortalizar aquel bello momento y yo "absolutamente de los nervios" le pedí que por favor dejara su faceta de Spielberg y me echara una mano, o dos, cuando el pequeño se me escurría entre una mano mientras con la otra intentaba, sin éxito, que el bote de gel coincidiera en vertical con la esponja (que a su vez bailaba en un extremo de la bañera a puntito de irse al suelo) y de fondo el llanto atronador del otro mellizo al sentirse "abandonado" en su cuna. ¡Un momento de auténtico estrés!. 

   Por este motivo, es importante acertar con la bañera, hay muchos tipos y marcas en el mercado, pero hay que contar con el espacio del que se dispone en casa y muy importante: más que diseño mirar la comodidad para vosotros, el baño es aconsejable cada día y no siempre tendréis a alguien cerca para echaros una mano.

De entre todos los tipos de bañera, yo recomendaría una de estas tres, con sus ventajas e incovenientes:
  •  Armario de cajones o cómoda con bañera incluida, situada en la misma habitación (suele ir a juego con las cunas).
- Ventajas:: tienen un uso doble ocupando menos espacio, están situadas en la misma habitación, de forma que mientras bañas a uno el otro puede esperar en su cuna a tu vista, además el baño se realiza de pié -y no dañas tu espalda-. Otra ventaja es que incluyen cambiador y soporte donde colocar los accesorios del baño, para tenerlos siempre a mano.  
- Inconveniente: : llenar y vaciar la bañeara (hay que llevar un cubo a la habitación con el agua limpia y una vez realizado el baño desaguar la bañera en el mismo cubo y transportarlo de nuevo al baño). 
  • Una bañera de pié colocada en el propio baño.
- Ventaja: se puede colocar el desagüe del agua directamente al bidé o lavabo. Incluyen cambiador y soporte y bandeja donde colocar todos los accesorios de aseo de nuestros bebés.
Inconvenientes: el otro bebe, gemelo o mellizo nos esperara "solo" en su habitación, mientras terminamos con el baño del primero y a la inversa. Otro inconveniente es el espacio, tenemos que disponer de un baño grande donde nos entre este tipo de bañeras que suelen tener una patas muy amplias (habrá que medir)
  • Bañera portátil
- Ventajas: es la más económica, no ocupa demasiado espacio y la puedes transportar.
- Inconvenientes: no tiene patas, por tanto si la metes en tu propia bañera cuenta con que tendrás que agacharte para bañar al bebé y levantarte con él en brazos al finalizar. Puedes colocarla sobre una  mesa o encimera, pero deberá ser amplia para evitar que se vuelque o se salga mucha agua. Otro inconveniente es que no tiene cambiador ni lugar donde colocar los accesorios del aseo.

   Os aconsejo que cuando los niños sean un poco más mayores (se sujeten sentados), los bañéis juntos -les encantará jugar entre ellos y con el agua y os ahorrará mucho tiempo-, para entonces lo mejor es una bañera portátil inflable alargada (tipo piscinita/canoa, son blanditas y económicas)  que se coloca, a ser posible dentro de nuestra bañera o sobre lugar seguro.

   Y por último tener en cuenta que la bañera deberéis adquirirla antes del nacimiento de los bebés, de forma que cuando lleguéis a casa con ellos ya podáis comenzar con el aseo diario de los bebés, así que no lo dejéis para muy tarde.

   Espero que mi modesta opinión os pueda ayudar en esta elección.


2 comentarios:

  1. Muy interesante tu post. Sin embargo, yo querría decir, sin ánimo de ofender, que me parece muy peligroso dejar a un bebé en el baño solo, aunque sea un minutito mientras vas y dejas al otro donde sea. Los bebés van avanzando día a día y algo que no sabían hacer ayer ya pueden hacerlo, y además si su cabecita por lo que sea se hunde en el agua puede no ser capaz de sacarla porque ni siquiera sabe qué está pasando. Yo creo que tener una hamaquita al lado para dejar al primero mientras sacas al segundo es más práctico...

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo, los bebés no deben permanecer ni un segundo solos en el agua.

    ResponderEliminar